“Chocá los cinco”, dice el maíz

Miércoles, 22 de Agosto de 2012 00:35 Clarín Rural
Imprimir

El primer material con cinco genes apilados ya está en Argentina. Lo presentó Dow esta semana.

Las innovaciones no se detienen en la agricultura argentina. Esta semana, Dow AgroSciences presentó un nuevo evento de maíz con cinco genes apilados, que brindan tolerancia a insectos y herbicidas.

Se trata de PowerCore, el primer evento de maíz con un quíntuple apilado de tecnologías, desarrollado para las condiciones del campo argentino, informó la compañía.

El nuevo producto combina dos genes de tolerancia a herbicidas y tres genes de resistencia a plagas de importancia económica para nuestro país. La proyección de la compañía es que esta novedosa tecnología sustituya a Herculex, la actual plataforma biotecnológica de sus maíces.

Para Juan Pablo Raimondi, gerente de Investigación y Desarrollo de semillas de Dow, con el quíntuple apilado “se podría elevar más de un 10% la rentabilidad de los cultivos en el país”.

Alejandro Nougués Güemes, gerente de Marketing de Semillas, explicó que “se trata del primer apilado quíntuple porque se introdujeron innovadora e inteligentemente cinco proteínas, tres de ellas con actividad insecticida que protegen al cultivo de maíz de sus principales plagas (barrenador del tallo y gusano cogollero); y dos proteínas que le dan al cultivo la tolerancia a dos herbicidas con distinto modo de acción para el control de malezas gramíneas y latifoliadas (glifosato y glufosinato de amonio)”.

Raúl Palmieri, director de Semillas de Dow AgroSciences indicó que “PowerCore ofrece 5 beneficios de suma utilidad para el productor”: El primero es el consistente control de las principales plagas que pueden poner en riesgo la producción: barrenador del tallo y gusano cogollero; esta última tiene gran incidencia en las siembras tardías y en el norte de nuestro país; En segundo término, la tecnología provee amplio espectro de control de malezas de hoja ancha como de gramíneas, al ser selectivo a dos modos de acción efectivos y diferentes, como son glifosato y glufosinato de amonio; En tercer lugar, permite disminuir el área de cultivo dedicada al refugio a sólo 5%; El cuarto beneficio es la rentabilidad, puesto que la combinación de los anteriores garantiza un mayor margen por hectárea; Finalmente, el nuevo híbrido no presenta ningún tipo de restricción en los distintos mercados a los que normalmente se exporta el grano de maíz argentino.

La tecnología PowerCore se lanza este año en dos híbridos. A partir del año próximo, estará disponible en la mayoría de los nuevos productos con genética de última generación que la compañía desarrolla para todas las zonas productivas del país.

Según la investigadora de Dow María Eugenia Cometti, “otro punto a destacar es que produce diferentes proteínas insecticidas; ésto disminuye la posibilidad de que los insectos se vuelvan resistentes, y por lo tanto incrementa la sustentabilidad en el tiempo de la tecnología. De manera similar, las dos proteínas de tolerancia a herbicidas permiten controlar las malezas rotando modos de acción diferentes para evitar que se generen poblaciones de malezas resistentes”.