CooPaz

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente




Hasta que no se normalicen las lluvias la arañuela será la reina de la soja

E-mail Imprimir PDF

ArañuelaLa falta de agua que preocupa a los productores de todo el país debilita las plantas de soja y trae consigo el avance de determinadas plagas que dañan aún más el cultivo. Es el caso de la arañuela, de la oruga bolillera y de los trips, presentes en la mayoría de los campos del norte y noroeste de Buenos Aires.

Los ataques más fuertes se presentan por parte de la arañuela. Las mínimas labranzas y la siembra directa, de acuerdo al nivel de malezas presentes y el cultivo antecesor, pueden favorecer la difusión de la plaga.

La plaga empieza en pequeños rodeos que se visualizan globalmente por una coloración más pálida en su inicio, coloración diferencial característica en comparación al resto del lote.

“La arañuela ha sido la reina de las plagas hasta el momento y la que ha llevado la mayor cantidad de insecticida”, informó a redagroactiva.com el ingeniero agrónomo Nicolás Iannone, coordinador del sistema de alerta de plagas del INTA Pergamino.

Temperaturas elevadas y precipitaciones bajas favorecen el incremento de sus poblaciones. En climas templados como los nuestros, pasan el invierno sin actividad (diapausa) en el suelo, debajo de rastrojos o en la hojarasca. Presentan una fase migratoria y para dispersarse utilizan medios externos (viento, agua, foresis, maquinarias), que los transportan a hospederas diversas. “En tanto, si en un período de 10 días hay 4 ó 5 lluvias que provoquen alta humedad ambiente se reduciría la presencia”, sostuvo el ingeniero.

En los últimos 17 años no se obtuvieron avances para el manejo de ácaros en soja; en los Estados Unidos para este cultivo sólo están registrados dos productos: clorpirifós y dimetoato.

En Argentina no se conoce el Umbral de Daño para arañuela en soja, en consecuencia el control químico se realiza con poca precisión y en muchos casos es ineficiente y de persistencia escasa. A estos conceptos se suma la resistencia de estos artrópodos a plaguicidas, documentada en varios países y para cultivos diferentes.

Bolilleras y medidoras a la vista

“Hacia el norte de la provincia y hacia el noroeste se está incrementando el problema de la oruga bolillera que está presente desde que emergió el cultivo de una manera leve moderada”, comentó Iannone

En las plantas menores de 10 centímetros de altura esta plaga consume, con preferencia, brotes y tallos tiernos. En este caso, la planta puede recuperarse emitiendo brotes axilares, hecho que origina plantas más bajas que lo normal. En el momento de formación de las vainas, el insecto las destruye parcial o totalmente, o bien las perfora, para consumir el grano en formación.

Además, el especialista anticipó que “dentro de los próximos 15 días se va a incrementar la presencia de la oruga medidora” la cual en estados larvales avanzados consumen todo el parénquima, sin dañar las nervaduras. Las orugas del último estadio son las que provocan la mayor parte del daño, ya que consumen del 80% al 85% de lo ingerido en el total de su desarrollo.

Por último, el ingeniero dejó en claro que “recomendar realizar monitoreos es como decir que hay que recomendar comer; es algo indispensable”.

 

Conocenos...




/cooperativa.coopaz



Misión, Visión y Valores




Somos representantes de...

Banner
Banner



Formato PDF - 130 MB




Data Fiscal